Swami Dayananda Saraswati – Preceptor y Gobernante del mundo

Hubo un tiempo en que nuestro país, India, era el tutor y gobernante del mundo. La cultura védica prevaleció en todo el mundo. Solo se podía ver una religión védica, un libro religioso-Veda, un adorador-Dios-Aum, una casta suprema-Arya, un saludo-Nameste, un idioma universal-Sánscrito y una bandera cultural-Aum. Pero cuando la rueda del tiempo se movió y justo antes de mil años después del Mahabharat comenzó nuestra caída cultural. Varios episodios de esta caída se pueden ver en varias formas durante el período de Mahabharat. Pero, afortunadamente, había una gran alma en el nombre de Yogeshwar Krishna que se esforzaba por detener la caída de este gran país. Trató incansablemente de transformar las piezas de Bharat en Mahabharat, enseñó una lesión de activismo o yoga de acción en forma de mensaje de Geeta (Puro). Tenía la esencia religiosa de la cultura védica. Pero el costo de construir este Mahabharat fue muy alto. La pérdida de vidas y propiedades fue tremenda. Un número de intelectuales, personas valientes y generosas perdieron la vida. A pesar de todos los esfuerzos realizados por Shri Krishna para salvar a este país de la degradación, han resultado inútiles.

El ciclo de decadencia que comenzó al final de la vida de Shri Krishna ha continuado. En el período intermitente, las grandes deidades como Budha, Mahveer y Sankaracharchya intentaron sostener la degradación de vez en cuando. También realizaron campañas, pero sus intentos eran diferentes al culto védico de la vida y sus seguidores alejaron estas campañas de las corrientes religiosas védicas, al punto de convertirse como si fueran sus adversarios. Como resultado, nuestra vida nacional ha quedado atrapada en las garras de la pobreza, la miseria, la esclavitud y el antagonismo religioso y este predicador mundial se ha convertido en un esclavo a sueldo de miles de opiniones diferentes y culturas extranjeras. En tal dosel de oscuridad, con las bendiciones del espíritu mundial de Dios, se iluminó un rayo de bondad. Asimismo, después de Yogeshwar Shri Krishna, nació una gran alma con el nombre de Rishi (Sabio) Dayanand y bendijo el vientre de la madre India.

Rishi Dayanand dedicó su vida y su juventud a transformar el pasado en presente y restaurar la religión védica, la cultura védica y la era védica. Para traer en esta restauración cultural, el presagio de la revolución.

Swami Dayananda Sarasvati ha asistido no solo a cientos sino a miles de discursos y ha viajado miles de kilómetros por todo el país. No sólo había volado el caparazón de la revolución, sino que había creado una gran cantidad de literatura acorde con los Vedas y la literatura clásica para hacerlos inmortales. La literatura creada por Rishi Dayanand abarca desde grandes libros como el comentario de los Vedas hasta libros pequeños como Aryoddeshya Ratna Mala y Go Karunanidhi. Cada página escrita por él es sumamente preciosa, pero de todas las Satyarth Prakash representa la forma más brillante de su revolución ideológica.