Salir de casa para estar con alguien a quien amas

salir de casa para estar con alguien a quien amas

Todos hemos estado enamorados una o dos veces en nuestra vida. Y todos queríamos mudarnos y vivir con la otra persona para siempre. Algunas relaciones han funcionado, otras no. A pesar de eso, todos teníamos esa sensación de salir de casa por amor. Pero, ¿es lo correcto? ¿Somos racionales cuando tomamos una decisión relacionada con el amor o actuamos de manera irracional? ¿Cuándo debe alguien salir de casa y con su novio o novia actual? ¿Qué debes tener en cuenta antes de mudarte?

Esto es lo que debes considerar antes de salir de casa por amor:

  • Años – Antes de pensar siquiera en salir de casa, debes preguntarte si no eres demasiado joven para hacerlo. 16, 17 e incluso 18 pueden considerarse demasiado jóvenes para mudarse y estar con la persona que aman. De hecho, tendrá que encontrar una manera de mantenerse económicamente hablando. No me dejes pedir más dinero a mis padres o mis padres me lo comprarán. Además, debes considerar la edad de tu novio o novia.
  • Educación – muchas chicas están dispuestas a sacrificar su educación para vivir con los chicos que aman, cuando en realidad nadie te garantiza que la relación terminará. Antes de mudarse, pregúntese si quiere tirar todos los años que pasó estudiando, todos sus sueños y todo su futuro. Nadie dice que nunca encontrará un colegio o universidad a la que mudarse o que no podrán ir a la escuela y trabajar juntos, pero las preguntas pueden ahorrarle algunos problemas.
  • Responsabilidad – ¿Estás lista para mudarte con tu novio, cocinar para él, lavar la ropa, limpiar la casa, mientras vas a la escuela y tienes un trabajo? ¿Te sientes preparado para toda la experiencia o simplemente crees que será genial y que las cosas saldrán bien?
  • Distancia – ¿A dónde te mudas? ¿Está lejos de tus amigos y familiares? Si no estás preparado para toda la experiencia, no solo odiarás la idea, sino que cuando las cosas se pongan difíciles, no podrás reunirte con tus amigos y quejarte.

Dejar el hogar por amor suena adorable, pero definitivamente es tan fácil como parece. Las cosas se ponen difíciles, especialmente cuando el dinero es bajo. No deseches una buena vida solo porque amas a la otra persona. Tenga en cuenta cada detalle de su vida individual antes de que simplemente se encuentre con una situación aterradora y desconocida. Tú eres el único responsable de tu vida y de tus proyectos. Y serás el único culpable si las cosas no salen según lo planeado.

El amor es lo más parecido a la magia, pero no dejes que te ciegue y te desvíe de tus sueños o camino.