Pisos de baldosas de cocina: elegir el tipo de piso adecuado

Diseñe su cocina con los azulejos correctos, esto ayudará a que su cocina quede hermosa y también protegerá el piso de su hogar de daños. La cocina es un ambiente que requiere protección adicional para sus pisos debido al tipo de trabajo que se le dedica. Existe el peligro constante de manchas y daños por la caída de herramientas pesadas, etc. Las baldosas deben ser resistentes, duraderas y fáciles de limpiar.

Los tipos de pisos de baldosas de cocina disponibles en el mercado hoy

Hay muchos tipos de pisos de baldosas para cocina que encontrará en el mercado hoy en día: se pueden encontrar diferentes materiales en diferentes rangos de precios, cada uno de estos materiales tiene sus propias ventajas y desventajas. Es bastante fácil leer los diferentes materiales disponibles y elegir el material perfecto para el piso de baldosas de su cocina.

Baldosas esmaltadas y sin esmaltar

Primero, hay azulejos vidriados y no vidriados; Las baldosas esmaltadas son muy fáciles de limpiar y no se manchan con tanta frecuencia como las baldosas sin esmaltar. Todo lo que necesita hacer es limpiar un trapo humedecido en agua tibia con una solución de limpieza suave de vez en cuando. El problema de las baldosas esmaltadas es que son muy lisas y, por lo tanto, pueden resultar bastante resbaladizas. Esto es peligroso, especialmente si el área de la cocina está sujeta a fugas de agua o si hay niños pequeños en la casa. Para evitar esto, puede elegir baldosas sin esmaltar en lugar de esmaltadas. Las baldosas sin esmaltar evitarán que el piso sea resbaladizo y tendrán una superficie texturizada estéticamente agradable. Además, las baldosas sin esmaltar no serán tan duraderas como las vidriadas; serán relativamente más propensas a sufrir daños porque no están protegidas por esa capa adicional de vidrio.

Diferentes tipos de material de baldosas.

Los materiales naturales para pisos de baldosas de cocina incluyen porcelana, cantera, guijarros y piedra. Estos lazos son texturizados, texturizados y duraderos, y también relativamente más caros. Ofrecen un aspecto fantástico y auténtico a su cocina y le dan ese toque extra de clase que puede estar buscando. La porcelana y la cerámica se astillan y dañan fácilmente, y las baldosas deben reemplazarse con frecuencia. Una buena idea sería utilizar baldosas de cerámica esmaltada o gres porcelánico para el suelo de tu cocina, aunque debes tener cuidado con la superficie lisa.

El otro tipo de material que puede querer usar para el piso de baldosas de su cocina es linóleo, vinilo, laminado o tablón. Estos están hechos en diferentes estilos, y cada diseño los hace parecer de un material diferente de lo que son, con motivos texturizados estilizados como madera, piedra, mármol o mosaico. Son cómodos para caminar, fáciles de limpiar, difíciles de resbalar y cómodos de usar como pisos de cocina. Sin embargo, no se ven tan auténticos o elegantes como los materiales naturales, aunque vienen en diferentes estilos, colores y precios. Por lo general, son mucho más baratos que el otro tipo de mosaico, pero requieren una limpieza inmediata de derrames porque no son resistentes a las manchas. Las superficies son bastante fáciles de limpiar, pero las manchas son difíciles de quitar y los azulejos pueden abollarse por el desgaste y el uso.

Es bastante fácil encontrar el tipo de piso de baldosas de cocina adecuado para su hogar una vez que haya decidido qué ventaja priorizar sobre los demás: consulte la inmensa cantidad de sitios web de pisos disponibles en línea en baldosas de cocina y elija las baldosas que se adapten a su cocina. mejor.