Los precios de las camas de bronceado usadas incluyen camas de bronceado comerciales usadas renovadas

Las camas de bronceado comerciales usadas renovadas o las camas de bronceado caseras usadas pueden proporcionar una gran relación calidad-precio. Los precios de las camas de bronceado usadas pueden ser una inversión sustancial, por lo que es una buena idea elegir las características que desea en una cama nueva y evaluarlas antes de comprar una cama usada en función de los precios de las camas de bronceado usadas.

Las camas de bronceado residenciales se comercializan habitualmente con el pretexto de ser mucho más seguras que el bronceado al aire libre. De hecho, los estudios muestran que el bronceado en interiores varía poco en el caos que puede causar o no en la piel. Después de todo, las camas de bronceado dependen de los rayos ultravioleta que provienen del sol. El maravilloso mundo de las compras en línea, con sitios como eBay y Shopping.com en el asiento del conductor, comprar camas de bronceado para su hogar se ha vuelto tan fácil como uno, dos, tres. Combine eso con la comodidad de broncearse en la privacidad de su hogar y la perspectiva de tener una cama de bronceado usada acampada en ese rincón sin usar del sótano comienza a verse muy bien. Pero antes de comenzar a consultar los precios de las camas de bronceado usadas, consulte algunas de las cosas que necesita saber sobre el bronceado en interiores.

Cosas a considerar antes de comprar una cama de bronceado usada

El bronceado es el proceso en el que la piel produce más color de lo habitual en un intento de protegerse de las quemaduras ultravioleta (UV). Se ha citado que la sobreexposición a los rayos ultravioleta causa daños en los ojos, como cataratas, arrugas prematuras, erupciones inducidas por la luz y un alto riesgo de desarrollar cáncer de piel. Desde su introducción comercial a fines de la década de 1970, las camas de bronceado de plexiglás se han convertido en el dispositivo más popular en los salones de bronceado del mundo. En ese entonces, muchas camas de bronceado, también conocidas comúnmente como camas de bronceado, emitían rayos ultravioleta (UVB) de alambre corto que terminaban causando quemaduras en la piel.

Después de descubrir las fallas del sistema UVB, los propietarios de estudios de bronceado comenzaron a invertir en camas de bronceado que utilizan rayos ultravioleta (UVA) de onda larga. Está documentado que los rayos UVA son menos propensos a causar quemaduras en la piel, sin embargo, se cree que los rayos UVA están relacionados con el cáncer de piel e incluso con el daño al sistema inmunológico. Hoy en día, las camas de bronceado en forma de concha funcionan mientras el usuario está acostado en la superficie. Las luces ultravioleta se emiten desde la parte superior e inferior de la superficie de la cama de bronceado.

La Administración de Alimentos y Medicamentos, en asociación con la Comisión Federal de Comercio, comparte la responsabilidad de regular las lámparas y cabinas de bronceado, así como las camas de bronceado. Entonces, antes de investigar los precios de las camas de bronceado usadas, que a veces no difieren mucho del precio de una cama de bronceado nueva, manténgase actualizado con algunos de los consejos de la Administración de Alimentos y Medicamentos. Por ejemplo, usar gafas protectoras para los ojos puede ayudar a proteger sus ojos de los rayos UVA emitidos por la cama de bronceado.

Lista de verificación para comprar una cama de bronceado usada

Piense en comprar una cama de bronceado usada como pensaría en comprar un automóvil usado. Hay un dispositivo a la venta frente a ti que tuvo una larga vida antes de que te presentaras, algo así como una pareja. Haz negocios para averiguar todo lo que hay que saber sobre la cama. Investigue la marca, el modelo y el año de la cama de bronceado para asegurarse de que no haya retiros del mercado o problemas comunes con ese modelo en particular. Y no tenga miedo de entrar en una sesión de preguntas y respuestas con el propietario actual de la cama de bronceado, afortunadamente los propietarios de camas de bronceado no son tan inteligentes cuando se trata de inventar historias como los vendedores de autos usados. Algunas preguntas que puede querer hacer incluyen:

¿Por qué está la cama de bronceado en la tabla de cortar?

¿Qué tan difícil es conseguir piezas de cama?

¿Cuántos años tiene esta cama de bronceado usada?

Recuerde que las camas de bronceado más antiguas usan bombillas que son notorias por causar cáncer. Se cree que las bombillas más nuevas usan luces menos dañinas. También pregunte al propietario de la cama usada por las garantías existentes en la cama. Mientras que algunas camas de bronceado solo tienen una garantía de un año, otras están cubiertas de por vida.