¡Explora Singapur, el fascinante mosaico de la difusión cultural!

Historia de Singapur:

No sería una exageración decir que millones de turistas globales, que acuden en masa a Singapur en busca de moda, compras, ostentación y glamour, apenas conocen la verdadera historia de esta ciudad-estado insular ubicada en el extremo sur de la Península Malaya. Es una maravilla que, siendo el país más pequeño del sudeste asiático, Singapur sea el sitio de varias ciudades portuarias antiguas y una posesión de varios imperios en su historia «no tan conocida».

Para empezar, cuando Singapur fue colonizado por el Reino Unido en el siglo XIX, no era más que un pequeño pueblo de pescadores de Malasia, los primeros informes de su existencia se hicieron en textos chinos ya en el siglo III. La isla que entonces llevaba el nombre javanés de «Temasek» y que era un puesto de avanzada del imperio de Sumatra Srivijaya (un antiguo reino malayo en la isla de Sumatra), se convirtió gradualmente en una importante ciudad comercial. Sin embargo, a lo largo de la historia, ha tenido que soportar la peor parte de numerosos conflictos políticos, que han cambiado su destino a lo largo del tiempo.

Por ejemplo, Singapur era parte del Sultanato de Johore, hasta que las tropas portuguesas lo incendiaron en las Guerras Malayo-Portugal en 1617. Una vez más, en 1819, la Compañía Británica de las Indias Orientales firmó un tratado con el Sultán de Johore y fundó Singapur como puesto comercial y asentamiento. Posteriormente, al ver un crecimiento instantáneo y la inmigración de varios grupos étnicos a Singapur, fue declarada colonia de la corona por Gran Bretaña en 1867. Su estatus pronto fue elevado al de ciudad emporio por el Imperio Británico gobernante debido a su posición estratégica a lo largo de la concurrida rutas de tráfico marítimo que unen Europa con China.

El destino había escrito algunos giros más dramáticos para Singapur, «La Ciudad del León», como también se la llamaba. Más ocupado por el Imperio japonés durante la Segunda Guerra Mundial, eventualmente se convirtió en parte de la fusión que formó la «Federación de Malasia». Finalmente, después de muchas luchas con el gobierno federal de Kuala Lumpur, la nación obtuvo la independencia en 1965.

Sin embargo, lo que vemos hoy como el paraíso de Tousist ha sido una nación naciente que lucha por la autosuficiencia durante muchos años. Sobrecargado por el desempleo masivo, la escasez de viviendas y la falta de tierras y recursos naturales como el petróleo, era una nación sociopolíticamente inestable y económicamente subdesarrollada, muy dependiente de la inversión extranjera y la industrialización dirigida por el gobierno. La situación comenzó a cambiar después de que Lee Kuan Yew asumiera el cargo de primer ministro en 1959. En tres décadas, su administración redujo el desempleo, elevó el nivel de vida y desarrolló la infraestructura económica de Singapur, elevando así a Singapur a una nación en desarrollo y, posteriormente, a un estado desarrollado. .

En los últimos años, el país ha enfrentado varios desastres, siendo los principales la crisis financiera asiática de 1997, la epidemia de SARS en 2003 y las amenazas terroristas planteadas por Jemaah Islamiah (JI).

Economía de Singapur:

Es realmente alentador saber que con 63 islotes circundantes y un área total de 682 km cuadrados, la isla principal de Singapur, con su economía de mercado, se ha convertido en un próspero centro de comercio e industria en solo 150 años. Al aumentar con éxito su base de fabricación después de ser un «pueblo de pescadores atrasado» durante muchos años, Singapur prospera hoy en varios sectores, incluido el transporte marítimo (hoy Singapur es el puerto más activo del mundo con más de 600 líneas navieras que envían súper petroleros, portacontenedores y pasajeros). barcos), la fabricación de componentes electrónicos y sobre todo su floreciente industria de viajes/turismo. La ciudad-estado insular ubicada en la punta de la península malaya, que ha sufrido varios ataques políticos y económicos, ahora alberga a cuatro millones de personas, que también cuentan con uno de los productos internos brutos per cápita más altos del mundo. El progreso económico de Singapur como nación puede ser un ejemplo enriquecedor de cómo un mero «pueblo de pescadores» y una base naval británica durante décadas pueden renacer como un importante centro financiero, comercial y educativo para el sudeste asiático.

El crédito de esta resurrección es del gobierno del PAP, que, asistido por un asesor económico holandés con visión de futuro, entendió la necesidad de mantener su herencia colonial atrayendo capital extranjero del mundo desarrollado para fundar industrias orientadas a la exportación, mientras que al mismo tiempo construir un sector de servicios moderno en Singapur basado en servicios bancarios y financieros. No hace falta decir que esta estrategia económica demostró ser un éxito fenomenal, produciendo un crecimiento real que promedió el 8,0% entre 1960 y 1999. Por lo tanto, depender de la inversión y la experiencia extranjeras, mientras se construyen empresas estatales sólidas, la provisión de infraestructura, vivienda, el transporte y otros servicios básicos para la población local comenzaron a aumentar dramáticamente, y el antiguo Singapur, formado por barrios marginales superpoblados e insalubres, fue estratégicamente demolido.

En los últimos años, las políticas comerciales del gobierno de Singapur, que incluían un compromiso con el libre comercio, una estrategia activa de promoción de las exportaciones, una política de «brazos abiertos» hacia las empresas multinacionales y el apoyo a la liberalización del comercio, han convertido a Singapur en una nación económicamente estable. A su debido tiempo, Singapur también ha desarrollado un comercio de exportación que prospera con componentes electrónicos de tecnología media y alta. Este comercio sin duda se centra en las fortalezas clave de Singapur, incluidos los sectores de «alta tecnología» como la tecnología de la información y la biotecnología.

Singapur Cultura / Religión:

Una sociedad cosmopolita con una interacción armoniosa entre varias razas diferentes, la diversidad cultural inherente a la isla es fuente de una de las principales atracciones de la nación. Para ser precisos, esta diversidad cultural es el resultado final de la diversidad de la población, la mezcla de varios grupos étnicos y la fusión de inmigrantes chinos, malasios e indios. No es extraño presenciar una boda malaya junto a una boda china en una terraza vacía, en la planta baja de un edificio de apartamentos HDB en la ciudad de Singapur. Los raros matrimonios mixtos entre chinos e indios no son eventos inusuales en Singapur. Además de la población indígena de Malasia, Singapur es el hogar de la mayoría de los inmigrantes chinos, indios y árabes de tercera generación. Por lo tanto, la mezcla diversa de razas da como resultado un grado significativo de difusión cultural con su combinación única de grupos étnicos. Quizás esta sea una de las razones por las que habría muy poca cultura específicamente singapurense. Sin embargo, hay una comunidad euroasiática y una comunidad Peranakan o «china del estrecho» (una comunidad de ascendencia mixta china y malaya).

Un grado tan significativo de difusión cultural le ha dado a Singapur una rica combinación de diversidad para su corta edad. Uno de los mejores ejemplos es la cocina de Singapur, una gran atracción cultural para los turistas. Chino, indio, malayo, indonesio, italiano, peranakan, español, francés, tailandés e incluso fusión están en la parte superior del menú. Hablando de arte y cultura, Singapur se identifica a nivel mundial como un centro cultural emergente para las artes y la cultura, incluidos el teatro y la música. Conocido a menudo como la «puerta de entrada entre Oriente y Occidente», ha visto el surgimiento de varios grupos de artes escénicas, especialmente en las artes teatrales. Numerosas producciones se han presentado con éxito y varios grupos, incluido TheatreWorks, también se han presentado en el extranjero.

Como sociedad cosmopolita y multirracial, Singapur también ha sido sede de importantes festivales de varios grupos étnicos asociados con sus respectivas religiones. Esos también reflejan la diversidad de las razas que residen allí. Mientras que los chinos son predominantemente seguidores del budismo y el taoísmo, también hay cristianos, católicos y «librepensadores»: aquellos que no confirman ninguna fe religiosa. Por lo tanto, en el Singapur de hoy, las religiones tienden a cruzar las fronteras raciales e incluso a fusionarse de formas inusuales, combinando algunos de los misterios de la generación anterior con el mundo realista de hoy.

Singapur Viajes / Turismo:

Celebrado y reconocido en todo el mundo como un paraíso encantador para los turistas, Singapur ha podido obtener ingresos significativos gracias a su próspera industria turística. Con el auge del turismo en Singapur, existe una dura competencia entre los hoteles para optar al mejor puesto. Hoy en día, hay vuelos baratos a Singapur, incluida la tarifa Apex, las tarifas aéreas con descuento de Singapur y similares. Hogar de los mariscos más deliciosos del mundo, majestuosas playas marinas, imponentes parques de aves y safaris nocturnos que lo convierten en una maravillosa aventura de vida silvestre, Singapur hoy parece ser una pequeña dinamo en el sudeste asiático, que encarna lo mejor de Oriente y Occidente. De hecho, la ciudad dinámica llena de contrastes y colores captura los corazones de millones de turistas en todo el mundo con su armoniosa mezcla de cultura, gastronomía, arte y arquitectura y, sobre todo, su energía desenfrenada.

Al ingresar a esta ciudad cosmopolita y multicultural, experimentará la mezcla de sabores de todo el mundo, la herencia multicultural de la nación seguramente abrumará sus pies mientras descubre un mosaico en constante cambio de contrastes fascinantes. Por lo tanto, la amalgama de creencias antiguas y la cultura contemporánea, el rico patrimonio y la elegante vida moderna hacen de Singapur una nación siempre joven y fascinante para los turistas.

Intereses turísticos de Singapur: Mientras que el turismo acecha continuamente a ChinaTown, una sección cultural de Singapur, con tiendas y vendedores ambulantes que ofrecen una mirada a la antigüedad, el Museo de Civilizaciones Asiáticas (un museo cultural diverso) está ahí para exhibir antigüedades como un noveno Buda del último siglo y una caja de rapé china. Para los amantes del arte y la arquitectura, el Templo Thian Hock Keng (templo taoísta histórico cerca del paseo marítimo de Singapur) parece ser un sitio religioso de visita obligada. Otra maravilla es el inolvidable Museo de Arte de Singapur, que, desde su apertura en 1996, ofrece una inmensa colección rotativa de escultura y arte de Singapur y Malasia. Si es un conocedor de las compras y los buenos restaurantes, está Orchard Road, la elegante zona de tiendas y restaurantes, a menudo conocida como «Park Avenue» de Singapur. Para los amantes de la espectacular belleza submarina, existe el mundo submarino de Sentosa, que muestra la majestuosa belleza de un mundo submarino completamente diferente.

Dicho esto, la ubicación estratégica de Singapur, los contrastes culturales y las diversas atracciones turísticas contribuyen a su éxito como destino líder tanto para los negocios como para el placer.