¿Cómo evitar que tu esposa se vaya? Estos son los consejos que harán el trabajo de reparación por usted rápidamente.

Cuando tu matrimonio está en problemas y tu esposa está lista para hacer las maletas y dejarte para siempre, debe ser una experiencia traumática para ti, especialmente si todavía la amas y quieres una segunda oportunidad.

No te rindas sin intentarlo. Ha llegado el momento de actuar con prontitud y aprender cómo evitar que su esposa se vaya. Como la situación es delicada, es fundamental tener mucho cuidado con la forma en que te comportas y de lo que hablas en tus esfuerzos para que se quede.

Haz un esfuerzo para descubrir todas las razones detrás de su ira. – Si bien la ruptura final puede provenir de la última pelea recordada, generalmente no es la única razón. El resentimiento y la ira acumulados durante un período de tiempo conducen a la ruptura y lo mejor para usted es averiguar todas las razones y tratar de eliminarlas antes de que ella lo deje.

Deja de resistir con desesperación – Tu mujer puede albergar mucho resentimiento y si le impides salir con un por favor desesperado, puede que actúe con mayor determinación. Permita que las circunstancias fluyan naturalmente y trate de ganarle tiempo mientras trata de identificar la causa raíz del problema y eliminarlo.

Trate de entender su lado de la historia – Le conviene dejar de ser terco y hacer un esfuerzo sincero por comprender la situación desde su punto de vista. Si descubre que ha entendido mal sus acciones, puede tratar de aclarar su posición y despejar el aire.

Dar respeto en todo momento – No importa cuán frustrado esté con el comportamiento y la terquedad de su esposa, nunca le falte el respeto, ya que esto definitivamente ampliará la brecha en su relación.

Nunca anticipes acciones y reacciones. – Asegúrese de abordar siempre cualquier discusión con su esposa con la mente abierta. Una mente abierta es la mejor manera de analizar con claridad y garantizar las mejores soluciones.

Involucre a amigos mutuos en los que pueda confiar – Elija amigos cercanos a su esposa y en quienes ella confíe de todo corazón para la mediación entre ustedes dos. Sin embargo, debe asegurarse de que los amigos que elija sean imparciales y se preocupen por sus mejores intereses.

La consejería matrimonial puede ayudar – Haga todo lo posible para que su esposa lo acompañe a un consejero matrimonial. Elija un consultor de renombre que sea bueno en su trabajo y déle una buena oportunidad para que su matrimonio sobreviva.